jueves, 30 de septiembre de 2010

Hasta siempre REAL QUIET

Se ganó el cariño del público a base de un talento llamativo y de una historia de cenicienta. Se llamaba Real Quiet y fue un gran caballo de carreras.

Como cierre para un martes que la hípica preferirá olvidar pronto, se conoció ayer que el hijo de Quiet American y Really Blue (Believe It) murió a los 15 años en el Penn Ridge Farms tras fracturarse una vértebra en un traumático accidente en su paddock, anteayer.
Apodado The Fish, fue adquirido por apenas 17.000 dólares por Mike Pegram antes de realizar una campaña sencillamente sensacional y que lo tuvo a un tris de ganar nada menos que la Triple Corona de los Estados Unidos.


A los dos años mostró las uñas el zaino al que hubo que operar de sus manos a poco de nacer, ganando el Hollywood Futurity (G1), dejando entrever que lo mejor estaba por llegar.
La temporada siguiente, bajo las órdenes del preparador Bob Baffert, Real Quiet alcanzó la gloria venciendo a Victory Gallop (Cryptoclearance) en el Kentucky Derby (G1), para luego ser aún más terminante en el Preakness Stakes (G1), quedando a las puertas de la gloria.
Sin embago, la Triple Corona le resultaría esquiva, perdiendo por nada el Belmont Stakes, tras llegar a los 200 metros finales con cuatro cuerpos de ventaja. El verdugo fue el propio Victory Gallop.
Ya a los 4 años, Real Quiet tuvo una campaña muy consistente, corriendo en ambas costas de los Estados Unidos las mejores carreras para caballos adultos.
A su lista de grandes triunfos se sumaron entonces los conseguidos en el Pacific Classic (G1) y en la Hollywood Gold Cup (G1).
El caballo de Mike Pegram fue retirado de las pistas con un récord de seis victorias en 20 presentaciones y premios por US$ 3.271.802, ingresando como padrillo al Vinery Stud de Kentucky.
Real Quiet fue enviado luego a Pennsylvannia, donde sirvió en el Regal Heir Farm y en el Pin Oak Lane, antes de llegar a Penn Ridge. Además, el padrillo realizó doble temporada con Australia y en 2009 llegó al Haras Cuatro Piedras de Uruguay, donde sirvió con excelente aceptación, sin regresar para 2010 por presentar leves problemas de fertilidad.
Real Quiet es padre a la fecha de 15 ganadores clásicos, entre los que sobresale claramente el nombre de Midnight Lute, el único ejemplar en la historia en ganar ediciones consecutivas del Breeders’ Cup Sprint (G1), siendo consagrado incluso con el Eclipse Award de la categoría en 2007. Actualmente es padrillo en el Hill’n’Dale Farm de Kentucky.
Además, Real Quiet produjo a las ganadoras de grupo uno Pussucat Doll y Wonder Lady Anne L. y sus hijos ya han ganado premios por encima de los 18.000.000 de dólares.

Fuente: turfDiario.com

1 comentario:

A Quemarropa dijo...

Dejó 60 nacimientos para 2010 en URUGUAY.